Nuestro Centro tiene su origen en el Colegio Libre Adoptado que se creó en Tíjola en el curso 1967/68. En su primer año de funcionamiento el centro contaba con 95 alumnos y 7 profesores. En esos primeros años cuatro profesores eran aportados por el Ministerio de Educación, el resto de la plantilla, así como todos los gastos administrativos y funcionales corrían a cargo del Excmo. Ayuntamiento de Tíjola. 
En 1970 se inició la construcción del edificio actual del Centro, con aportación íntegra de la Administración Central, sobre un solar adquirido a la familia Rodríguez de Torres. En 1973 el nuevo edificio comenzó a ser funcional. 
En 1975 el centro pasó a ser calificado como Centro Homologado provisional, consiguiendo la denominación definitiva en el año 1976.
En 1979 el Ayuntamiento pudo por fin liberarse de la carga económica que suponía el mantenimiento del Centro al conseguir que pasara a ser Extensión del I.B. de Olula del Río, y por tanto totalmente dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia. Comenzó entonces la lucha por conseguir que fuera un centro independiente en la que se involucraron todos los sectores de la comunidad educativa.

Por fin, en septiembre de 1985 se consiguió la calificación de Instituto de Bachillerato. Contaba en el curso 84/85 con 189 alumnos y 15 profesores.

Ya en una historia más reciente debemos destacar que en 1989 y gracias al interés por el Centro mostrado por la entonces Inspectora de Educación, y más tarde Consejera de Educación, Dª Inmaculada Romacho, se produjo un hecho que ha sido crucial para nuestro Centro y para Tíjola y su comarca, a saber: la implantación en el mismo de la Reforma de las Enseñanzas Medias con carácter experimental, incluyendo un Módulo Profesional de Nivel II de Administración y Gestión.

Comenzó así un periodo cuyo balance, bastantes años después, debe ser francamente positivo. Aunque entonces sufrimos los problemas derivados de la experimentación (currículos poco definidos, falta de legislación, desorientación del profesorado, etc.), tuvimos en cambio la oportunidad de que nuestro Centro se viera favorecido tanto en la dotación de recursos materiales como humanos. Las tremendas carencias de las etapas anteriores fueron subsanadas, y con las obras culminadas a principios del curso 96/97, llegamos a encontrarnos con un centro en el que, aunque persistían deficiencias, se podía desarrollar con un mínimo de dignidad la labor docente.

El curso 96/97 marcará el fin de un periodo y el comienzo de otro al incorporarse al Centro los alumnos de 1º y 2º de ESO.

En este periodo más reciente han cambiado muchas cosas en el mundo educativo. A la LOGSE ha seguido la LOCE y a ésta la LOE. La sociedad es más exigente con el sistema educativo. La convivencia en los centros se ha convertido en tema frecuente en los medios de comunicación. La Administración opta porque la mejora de los centros se realice a través de las sucesivas convocatorias de planes y proyectos educativos...

Nuestro Centro, como no puede ser menos, participa en distintas convocatorias y pasamos a ser Centro TIC, Centro PAF, Centro de la Red de Ecoescuelas, Centro de la Red de Escuelas Solares, Centro Deporte en la Escuela, Centro de la Red de Escuelas Espacio de Paz ...

En el 2006 recibimos el reconocimiento de la Excma. Consejera de Educación y se nos anuncia que podremos contar con un nuevo edificio para el Centro.

Esta es la etapa en la que estamos y estos los retos que nos toca superar.